5 de mayo de 2008

Dudas inexistenciales causadas por abuso de medicamentos gástricos (vencidos)

Ya que es lunes y que ayer estuve con una pataleta al hígado auspiciada por unos “pescaítos fritos” que comimos el sábado a la noche acompañados por gintonics; ya que estoy gruñona porque es el día en el que pago la renta. Ya que tengo que limpiar la casa, estudiar para el curso y que todo esto sumado me pone de un humor negrísimo… voy a despotricar absurdamente, esta vez contra el optimismo.

La frase “Es todo para mejor” resume el espíritu tontamente optimista de quien se engaña intentando sentirse de una manera que no se siente, o quien pretende aceptar una realidad que en realidad no acepta, para que todo se parezca mas a lo que "debería ser". Lo cual es una joda porque difícilmente sabemos lo que querríamos que fuera, entonces acertar con lo que debería ser, se convierte en una martingala a doble número con chances absolutas a perdedor.

¿y si no es todo para mejor?

Yo soy una optimista cínica. Quiero decir, soy optimista por conveniencia y no por convicción; mas porque soy advenediza que por ser esperanzada.

Otra cosa que no termino de decidir, ¿el tiempo es lineal o cíclico? Si es lineal, el declive es inevitable por más fe y buena voluntad que le pongamos, y con esto dicho aprovechamos para decir “adiós” al optimismo. Y si es cíclico suena mejor pero al final nos morimos y a no ser que saques un paraíso de debajo de la manga el concepto “cíclico” hace aguas. O por ahí hay un tiempo cíclico dentro de un tiempo lineal. Nacemos, bla, bla, bla, bla, bla, bla, bla, bla (todo muy cíclicamente) y morimos. (¿confusión?)

Y entre estos ciclos “buenos y malos” ¿Será verdad que cuanto más infame sea un momento, más glorioso será el siguiente, o eso es otro consuelo de tontos? Y si la graduación fuera aumentando así, exponencialmente, el momento malo posterior, ¿no se volvería insoportable?

¿No sería mas conveniente una plácida y bien ajustada a la mediocridad que una curva desbocada de momentos buenos/malos oscilando en forma cada vez mas aguda?

Yo lo tengo decidido. Déme un poco de tiempo cíclico y dos paquetes de blue pills sabor optimismo, por favor. Y me lo envuelve todo en un retazo de carnaval carioca ondulado (pero no mucho).

Y ya sabes, todo para mejor.

PD. Me autoadjudico dos latigazos por abuso de comillas, dos por cascarrabias y dos por gusto.
PD2 Alguien me lavaría los platos?

3 comentarios:

gastix dijo...

seamos optimistas: cuando sea chico quiero patinar como los pibitos del video de the knife. esos nenes saben lo que hacen!

Silvi dijo...

Pero yo SOY optimista... Es muy posible que sea un consuelo de tontos, casi seguro, pero tiendo a pensar en que todo tiempo futuro tiene la posibilidad de ser mejor, aunque con seguridad yo estaré más vieja, más gorda, más no sé qué, menos no sé cuánto. Me resulta más fácil seguir adelante así.
PD: yo no te lavo los platos. Si querés te cocino.

Mariana dijo...

Gastix, concreto, breve y preciso... "cuando sea chico quiero" lo dice todo!!!! Melollevomelollevomelollevo!

Silvi, todos somos optimistas. Sino apaga y vamonos! Aunque algunos días del año, cuando la luna esta a un grado de ser nueva y el pronóstico del tiempo lo favorece, el optimismo se levanta un poco la falda y te deja ver sus maquinarias íntimas.
Sí, por favor cociname algo! Pero para eso tendrías que venir! :-)