27 de marzo de 2009

Veni, vidi, video # 051 The Tears
Refugees

Las 6:32 es la hora favorita, en primavera, claro. Los neumáticos de los coches contra la autopista, como el viento de un pueblo pesquero. Y si llueve escucharlos desde la cama, aunque A. ya se levantó.

A las 6:42, las montañas negras, macizas de alrededor se convierten en edificios. Me doy vuelta otra vez, del lado izquierdo se duerme mejor aunque no se ve la ventana. Late corazón, titilan los puntitos que separan las horas de los minutos, rebota la lluvia contra la ventana.

Casi mejor ir a por el café con leche; huele más rico cuando hay poca luz y ruidos mínimos, sobre todo si se mezcla con olor a tostada y rodajas de naranja.

–¿Me haces el café? – maúllo desde la cama. Y oigo las rueditas de su silla, los resortes, el agua corriente, la puerta de la heladera, el tarro hermético del café, la cucharita contra el metal, el gas cuando se hace fuego… Y al ratito me lo tomo; es mucho más rico cuando me lo hace A.



Previously in VideoViernes: Oh Mandy, The Spinto Band

6 comentarios:

gastix dijo...

qué lindo! siempre me olvido de escuchar a esta grupo, gracias video viernes!

Silvi dijo...

Me gustó lo que escribiste, aunque conceptualmente no esté de acuerdo en algunos puntos: antes de las 7 de la mañana nunca puede ser la hora más linda, y el café con leche tomado cuando todavía está oscurito, no sé si huele mejor, pero sí que indica que hubo que levantarse horrorosamente temprano, tal vez ni siquiera llegó el diario, que es lo que me despierta.

Delius dijo...

Qué bueno cuando alguien amado te hace el desayuno... el olor a tostadas es algo irresistible.
El video me gustó mucho, me impacientaron las manitos que se escurren del poste a lo último, muy bueno.
Besos Marian querida!

Mariana dijo...

gastix, el es muy mucho... su voz metálica (época Suede) es parte inseparable de mis recuerdos de Artes y de entregas.

Silvi, si te tenés que levantar obligada no está bueno, pero a mi siempre me gustó esa hora. Cuando me levantaba para ir a cursar las materias del cbc, o desayunar cuando todavía está oscuro. O por haberme quedado toda la noche laburando para la facu, y hacia las 6 siemrpe hacíamos el desayuno, o abría la cafetería de abajo y mandabamos a pedir cafe con leche con medialunas. Me gusta!

Delius, sí... VV rinde homenaje a "Buendía" que siempre está a mano en mi biblioteca favorita. Un abrazo!

alefunes dijo...

Las 6:32 nunca puede ser la hora favorita...
¡Te quiero!
ALE

Vivi dijo...

Qué bueno que te hagan algo para el desayuno (es un lindo mimo) y a esas horas te vayas despertando de a poco mientras ya hay ruido en la cocina. Nosotros generalmente también madrugamos como vos. Mientras se huele al pan fresquito que se está terminando de hornear Roberto ya está exprimiendo las naranjas para regalarnos un rico y energizante jugo. Yo completo el desayuno con los cafés con leche o chocolatada para el joven, corto el pan y llevo los acompañamientos a la mesa. Esa es nuestra rutina.