28 de agosto de 2009

Veni, vidi, video # 073 The Arcade Fire
In the backseat

I like the peace in the backseat... Voy a medianoche, veinte minutos después, y cada media hora durante las siguientes tres. Luego quizás cada hora, si tengo suerte cada hora y media. Sobre las cuatro ya me cuesta volver a dormir, entonces leo. “Asia’s astonishing rebound”, “Las famosas tienen piel de naranja”, “Amy Winehouse tira su album de boda a un contenedor”, “The next blue planet”, o de revistas más viejas: Goodbye, Michael.

Entre un artículo y otro vuelvo a la cama, un rato del lado derecho, hasta que se me duerme el brazo, entonces giro al izquierdo. Pienso que debería tener el bolso hecho porque, ¿que pasa si es sietemesino? Me patea, me dice que no, que por ahora está bien así. Hago listas mentales infinitas, imposibles de recordar. Vuelvo al baño. A las cinco y cuarenta repaso el árbol familiar hacia arriba, hasta donde sé; y después me lo imagino abajo. Asia seguirá creciendo y las famosas seguirán teniendo piel de naranja. Habrá otras Amies y probablemente un nuevo planeta habitable. Cuando estoy a punto de estallar bajo el peso de la responsabilidad, me duermo.

Pero ya son las siete, y en un cuarto de hora sonará el despertador y empezará de nuevo el día.


I don't have to drive, I don't have to speak, I can watch the country side, and I can fall asleep.


4 comentarios:

Lover Of An Art Lover dijo...

Es tan hermosa esta canción...
Tan de viaje en coche, observar el paisaje pasar a toda velocidad, el falso viento de la velocidad en la cara... uh uh uhhhhhh!

ceci dijo...

:)

Mariana dijo...

el paisaje con la velocidad se hace rayitas... disfrutamos de lo mismo!!!!

Silvi dijo...

Chuchi, tan a mal traer te tiene por las noches...